miércoles, 22 de octubre de 2014

Alejandonos del Outback

Martes 21 de Octubre.

Aúpa ahí.

Al final y tras haber dormido fenomenal, he decidido hacer etapa, la mañana fresquita y soleada invitaban a ello.

Se dice que tras la tempestad siempre llega la calma, y eso es exactamente, lo que ha sucedido hoy. Poco viento, menos calor que otros días precedentes, buena carretera, nada de tráfico, todo a favor. Únicamente el cansancio acumulado, pero si hiciese caso a estas señales, no llegaría nunca.


He hecho 95km. y a pesar de no haber madrugado, para la una del mediodía estaba en el pueblo donde había planeado finalizar la jornada de hoy.
Flavia, no se ha quejado lo mas mínimo, sigue renqueante pero de momento aguanta.


El recorrido aunque no sea desierto, casi lo parece, solo campos inmensos de cereal y un par de granjas enormes, y con una maquinaria de asustar por el tamaño. Los tractores que emplean los aldeanos de por allí, seguramente aquí los usarían los niños como clicks de Famobil.


Hoy también he hecho nuevas amistades, me han acompañado durante todo el recorrido, no me dejan ni para almorzar, hay confianza, y ya se sabe, donde hay confianza……, da asco. Yo moriré envenenado, de hambre no.


Como ha sido tan monótono, me he divertido circulando por encima de la raya blanca del arcén, intentando durar el tiempo máximo posible sobre ella. Soy un torpe, no he pasado de los diez segundos, ni una sola vez. Enseguida lo he dejado, y he puesto música, ahí sí que he aguantado más.

No sé porque, pero estas granjas de cereal y ovejas, me han recordado a Drogueda y al padre Ralph de Licasar, y su tórrida historia de amor y ambición, hace años disfruté con El pájaro espino, tanto con el libro, como con la mini serie de televisión, habrá que sacar tiempo y volver a releerlo.



En los carteles de la carretera, publicitan que Wirrulla tiene un secreto, yo ingenuo de mí, en la tienda de comestibles, he preguntado por él, se han desternillado de risa las dos dependientas, me han contestado, que si me lo decían, dejaba de ser un secreto, o eso me ha parecido entender. ¿No les  dará vergüenza reírse de un pobre hombre como yo?.

Las primeras semanas de viaje, siempre estaba pensando, en cuando llegaría el Outback, tenía ganas de saber que era, y como iba a afrontarlo, ahora es al revés, en mi cabeza solo hay una idea, alejarme lo más pronto posible de aquí, y volver a ver una “ciudad decente”, con gente, escaparates, comercios, etc., etc., etc, y sin viento.


Resumiendo, ha sido coser y cantar, a las dos estaba duchado y comiendo, mas tarde siesta paseíto y visita a la tienda de comestibles de Wirrrulla, y mientras esperaba para la cena, he pasado la tarde con Volodia, Carla, Daisy, Lloyd, Maud, Eth, etc. etc., los tenía un poco abandonados, el desierto me dejaba sin ganas de leer, ni tiempo que dedicarles.


Bueno, el día a pesar de haber sido pelín soso, ha resultado cómodo, y pienso que tal como estamos los dos, es lo que más nos conviene.


Cuidaros.

lunes, 20 de octubre de 2014

El temido "Outback"


Del Martes 14 al Lunes 20 de Octubre.

Hola de nuevo a tod@s.

Os decía hace dos entradas al blog, que después de las dos primeras semanas de viaje, creía estar preparado tanto física como sicológicamente para afrontar el recorrido por el desierto. ¡¡Y una mierda!!, soy un "tontolaba".


Han sido nueve días de pasarlo francamente mal, nunca en mis casi 20.000km. de viajes en bicicleta, había pasado por lo mismo. Ha sido pura agonía. Ni por lo mas remoto, me hubiese imaginado algo parecido.
Os dejo este video, para que veáis la fuerza del viento en contra, así todo el santo día.


Si los dos primeros días los pasaba dignamente, luego ha sido arrastrarme en  la carretera, puedo decir con toda franqueza, que han sido unas etapas, de sangre, sudor y lágrimas. Literalmente.
Sangre poca, una caída tonta y solo unas rozaduras, sudor un mar, y lágrimas un par de veces por impotencia. Iba tan despacio que el viento me tiraba de la bici. Según transcurría la jornada, yo cada hora mas cansado y el dichoso viento cada vez mas fuerte.


He llegado a las "Fuel Station", cansado, Flavia averiada, de noche y enfadado conmigo mismo, pero el pensar en una ducha, cena caliente y un colchón sobre el que descansar, me daban las fuerzas justitas para continuar.
He pinchado varias veces, he roto un radio, y para cambiarlo, he soltado el piñón, y creo que ha entrado polvo con el viento, y algo de ruido me hace el rodamiento de la rueda trasera, pero hasta dentro de 500km. aproximadamente, en Port Augusta, no tengo una tienda de bicis, donde poner a punto a Fllavia. Esperemos que aguante.


Aunque parezca un paso de cebra, es la señal de comienzo de pista, utilizan la carretera para aterrizajes de emergencia.


Pero ya ha pasado lo peor(o eso creo). Estoy en Ceduna, la ciudad que limita el desierto por el este, y que dista de Norseman, que limita por el oeste, en 1.200km. Entre ellas, nueve gasolineras, nada mas. Con algún motel, budgets(pequeñas cabinas sin baño, donde solo hay un camastro y poquito mas),y caravan park, que son aparcamientos para caravanas, donde puedes plantar tu tienda de campaña, pero que no hay quien clave una piqueta, y con los vientos que por aquí hay, seguro que a la noche, vuelas con todos tus enseres. Bebida y comida no faltaban.


En estos "cuchitriles", ya te avisan que tengas cuidado, por lo tanto al menor ruido, los nervios de punta, no creaís que se descansa bien, pero son baratos.


Te avisan también de los cambios horarios, lo cierto es que para mi no tenían importancia, me regía por el sol y el cansancio, la hora era lo de menos.


El tiempo ha sido el esperado, calor, sol y viento en contra, solo dos jornadas ha soplado algo a mi favor, y no os podéis creer como se agradece. Aquí os muestro las "secuelas" que me ha dejado el clima del outback.


El paisaje es fácil de imaginar, desierto con una vegetación, que no levanta dos palmos del suelo, nada que pueda protegerte del viento reinante.


La boca seca, a pesar de beber constantemente, te vas esforzando tanto, luchando contra el aire, que la mantienes abierta y se queda como el esparto, llega incluso a dolerte la garganta de la sequedad.


Muchísimos canguros "despanzurrados" en la carretera, algún camello, lagartos y poco mas, ¡ah! si, perdón, moscas, miríadas de moscas. Cuanto mas despacio vayas, mejor para ellas, te abrasan a picotazos, ni spray anti insectos ni nada de nada es eficaz contra ellas, cuando vas en bicicleta, el sudor acaba haciendo desaparecer la sustancia que las ahuyenta en poco tiempo, y allí están ellas, para recordarte, que ese es su territorio.


Pasos canadienses, para que por debajo, la fauna atraviese la carretera, pero pace ser que todavia no han aprendido bien el camino, lo hacen por encima, y los Road Train, los dejan pegaditos al asfalto, o los destrozan dejandolos como guiñapos en las cunetas. Mas tarde el sol, las alimañas y el viento hacen el resto.


En una ventana, mientras desayunaba, dejé el Spot(conexión sátelite), para que marcase la posición de inicio de etapa, comencé a pedalear y se me olvido recogerlo, cuando me di cuenta, llevaría unos 20km. en otra ocasión hubiese vuelto a por él, vale unos 150 euros, aquí no, llamaré al acabar el día a la gasolinera y si me lo pueden enviar bien, y sino,¡¡que le den!!.


Empezaba prontísimo a pedalear a las mañanas, con las primeras luces del día, a la carretera, de este modo evitaba algo las altas temperaturas y el trafico pesado de estos enormes camiones. Por aquí también hay algún "motero", pero no habré visto mas de una docena de ellos.



Pero no me quiero poner "plasta", y aburriros con batallitas, ni por supuesto quitar las ganas a nadie, que quiera realizar algo parecido, creo que hacerlo una vez, esta bien, ¡¡dos ni loco!!.


Pero el "espiritu del desierto", como reza en el cartél, alberga de todo.
También han sucedido cosas bonitas, aunque éstas, todas están relacionas con personas. Como casi siempre, he conocido gente maravillosa, como Eduardo, un economista argentino y (Backpacker) que trabaja junto a su novia en una "Fuel Statión", me enseñó los alrededores, y hablamos muchísimo.


Lleva un año trabajando en Australia en diferentes oficios, todos cutres, y ya ha conseguido ahorrar 30.000 dolares para seguir viajando una par de años mas. No es difícil encontrar curro, aunque son todos jodidillos, pagan a 30 dolares la hora (23 euros), mas la cama y comida, si quieres ahorrar, es el lugar ideal.
Gracias por todo Eduardo.


También a Sean, un ingles de Manchester afincado en Perth, que viajando en furgoneta a Brisbane, paró para darme comida y bebida, todo un señor. Gracias para ti también.
Dos chicas, Tina y Gemma, viajaban en coche, me adelantarón y además de hacer sonar el claxon repetidas veces, me saludaron efusivamente. 


Dos kilómetros mas adelante, veo que alguien viene en dirección contraria en bici y sin alforjas, era Gemma, me acompaño un trozo, mas tarde me invitaron a manzanas y agua fresca. Cuando me dijeron sus nombres, yo les dije que no, que ellas eran Thelma and Louise, se miraron unos segundos, se abrazaron y se rieron mucho. He quedado en Adelaide con ellas, su ciudad de residencia. Thankyou guapisimas.


Y por supuesto, he conocido a otros cuatro "chalados" como yo, Paula, una italiana de Torino, que viaja en bici de carretera, con apoyo de autocaravana, fisio, mecánico y chofer, con la intención de ser la mujer mas rápida en completar la vuelta al mundo.
Hemos quedado en compartir algún viaje juntos, cuando ella finalice el suyo.


Y a Jhon, otro cicloviajero con mas de 70 años, este si que tiene merito, es neozelandes, y quiere cruzar el Outback, va despacio pero seguro. Lo conseguirá.


Y a dos alemanes, Stephan y no recuerdo el nombre del otro, viajaban separados de unos 200 metros. uno del otro, y me aseguraron que no lo hacían juntos, no me lo puedo creer, supongo que estaban enfadados. Estuvimos un rato los tres en la cuneta, y no se dirigieron la palabra. Cosas de viajar en compañía. Yo solo me enfado con el hijo mayor de mi padre. ;-)


Y los hay peores que yo, un japones viaja tirando de un carrito, y lo hace andando, quise hacerme una foto con él, pero tenia cara de pocos amigos, lo dejaremos para otra ocasión.


Va colgando el calzado que desgasta de cualquier sitio, cuenta que es su legado para el mundo, ¡¡como una chota vamos!!.


Hay quien ya esta pensando en las navidades, aunque con estas temperaturas, a mi me resulta complicado, pero algunos ya decoran los arboles.


Y si esto ha sido lo bueno, ahora viene lo mejor, ¡¡he llegado a Ceduna!!, el Outback, quedó atrás, tiempo para recuperar y disfrutar de buenos restaurantes. estoy hecho uno zorros, Flavia parecida, pero ella todavía tendrá que aguantar una semana mas.


He salido a dar un paseo con la bici pero sin alforjas, tengo que cuidarla mucho, y la ciudad aunque pequeña, es bonita y tranquila, unos 1000 habitantes mas o menos, hay de todo, hasta tienda de bicis, pero sin mecánico. Una pena.


Al final de la etapa de ayer, hice que llamaran a la gasolinera anterior, para ver si habían encontrado el Spot, y así fue, quedaron en enviarlo con alguien a la comisaría de Ceduna. He pasado a buscarlo y allí estaba, pero........, he ido con la bici y vestido de calle, sin casco y con visera, al entrar me han echado una multa de 150 dolares por no llevarlo, pero al ser la primera vez, solo queda en un aviso. Bufff. 


Bueno gente, esto es todo, en general estoy satisfecho, que no orgulloso de lo realizado, no se que hacer mañana, si descansar alguna jornada o seguir viaje, esto es pequeño y quiero llegar a una ciudad grande para darle a Flavia los cuidados que se merece. Mañana a la mañana lo pensaré.


Se me quedan cosas en el tintero, siete etapas dan para contar muchas cosas, pero no quiero ser pesado, supongo que en días venideros, os incluiré chascarrillos que me han sucedido durante estos últimos1200km.
No se como estará la situación en adelante, para poder conseguir conexiones wifi de internet, pero para ser un país tan avanzado, deja mucho que desear en este aspecto, gratis hay muy poco, las bibliotecas municipales y poquito mas, y cuando hay que pagar es caro, mas o menos unos cinco dolares(3,5 euros) la hora. Tendré que racionar el tiempo de conexión si no me quiero dejar una fortuna.

Bye Bye.













Maldito viento

Domingo 12 y Lunes 13 de Octubre.

Buenas (por decir algo).

Vaya dos días mas pelones que he tenido. Para olvidarlos cuanto antes(es broma). Pero es que el viento me ha vapuleado como a un pelele.
El domingo madrugaba como casi siempre, con la intención de hacer una etapa larga, pero mi gozo en un pozo, estaba lloviendo, así que para no perder el tiempo en la cama, me fui a la gasolinera de BP, ya que estaba David y además había wifi gratis.
David me ayudo a contratar una tarjeta prepago para el teléfono y poder así disponer de internet, mas que nada por el asunto de mapas y ver las previsiones meteorológicas.


Al final me dieron las ocho y media de la mañana para cuando daba la primera pedalada, luego me despedía de hacer una etapa larga, bastante si cubría los 100km. acostumbrados.
Los hice, pero me costo dios y ayuda, el viento sopló de cara desde el primer kilómetro al ultimo, no me dio ninguna tregua, además la carretera picaba hacia arriba y yo iba cargado de comida  y bebida como para una guerra, se juntaba todo en mi contra, resultó todo un esfuerzo llegar al caravan park que distaba de Norseman 107km. Llegue destrozado, me dolía todo, me encontraba bastante peor que en etapas del doble de kilometraje, pero......., "si no querías suzzzto, habe elegido mueeeete".


El caravan park, estaba situado en una especie de reserva para fauna autóctona, lo cierto es que no he tenido ni tiempo ni ganas de ver casi nada, cenar, un paseito para desentumecer "las patas", y al sobre.

Hoy, repetición de la jugada, mismo madrugón, pero nublado y sin lluvia, salir a la carretera y llevarte un sopapo en la cara, ha sido todo uno, si ayer soplaba fuerte el viento, hoy todavía mas. La carretera picaba hacia abajo, pero era igual, era tan intenso el aire de cara, que viajaba a una velocidad de 13km/h. Para desesperarte. He tenido que tirar de todos los recursos, para intentar no hundirme moralmente, no lo he conseguido, he jurado en hebreo, si hubieseis estados despiertos, seguro que me habríais oído.


Esta bien que te avisen con antelación, de que tienes un área de picnic después de 250km. por que como esta a la "vuelta de la esquina", es posible que te la saltes si no estas avisado. ¡¡Que majos estos "aussis"!!.
He hecho otros 92km. y punto y se acabó, había una gasolinera y para adentro, me he atascado a comer y beber, mas tarde hacer la colada e intentar escribir la crónica diaria.

Como os he dicho, el tiempo regular, frió a la mañana calorcillo al mediodía y viento, mucho viento.
Ha habido momentos que he pensado en bajarme de la bici, montar la tienda y echarme a dormir, pero....., así tampoco arreglas nada. Lo malo del viento por aquí, es que al ser rectas de 100km o mas, te va a castigar todo el día, no es como subir un puerto, ahí sabes que vas despacio, pero tarde o temprano acaba, en estas latitudes, solo la noche acaba con el viento, y a veces ni eso.


Pero todo no va a ser negativo, la gente que circula por esta carretera, es super simpática, todo el mundo se saluda, motoristas a automovilistas, estos a los de las caravanas y todos a mi. Da la sensación de de todo el mundo viaja por placer.
 Bueno, luego están los camioneros, hay poquitos, pero mejor, esos pertenecen a un mundo aparte. Se que generalizando seré injusto con alguno, pero también sé, que acierto de pleno con la inmensa mayoría, son unos imbéciles, se creen los dueños del asfalto, y por cierto, su imbecilidad es directamente proporcional al tamaño del vehículo que conducen, y aquí los hay de 36,5 metros de longitud.


Si os fijáis bien, aquí podéis ver un emú, hay muchísima fauna, pero no es fácil "pillarles" con la cámara.

Como es de sobra conocido, los mochileros y los viajeros con alforjas, somos un poco cochinotes a la hora de la comida, nos da igual comer una lata de sardinas con colacao, que galletas con mejillones, yo hoy he hecho otro descubrimiento culinario, plátano con nutella, riquísimo, se pegará al riñón, pero......., ya se encargara la carretera de hacerlo desaparecer.


Como alguien se ha interesado por la bandera que llevo al ver las fotos, le diré que la llevo por tres motivos, el primero para ser mas visible en la carretera, el segundo por que así sé de donde pega el viento, y tercero, que llevando la del país por el que viajas, normalmente la gente te trata mejor, a no ser que cometas el error que cometí yo en el Kurdistán, portando la bandera turca, casi la lío, menos mal que me avisaron justo a tiempo.


Y tras cenar como un energúmeno, me he sacado estas fotos en una especie de "museo", que hay en la gasolinera. Tengo la impresión de que éste es un país tan joven, que de cualquier cosa hacen historia.

Bueno majetes, antes de despedirme, darle la bienvenida a Agustín, viajero cántabro con el que comparto amigos comunes, también me sigue en el blog, y a partir de ahora, él también tendrá un seguidor mas en sus próximos viajes.


Venga, me voy a dormir con un ojo mirando a las ramas de los arboles, para ver de donde viene el viento, si esto no cambia, los 1.000km. que me separan de Ceduna, van a resultar interminables.

Hasta mañana(es un decir).



sábado, 11 de octubre de 2014

Comienza lo bueno.

Viernes 10 y sábado 11 de Octubre.

Hola majetes.

Pues usando mis "armas de hombre", he conseguido que me faciliten el password de la wifi de una gasolinera, carita de bueno y guiñar un ojo, ha sido suficiente para engatusar a la dependienta.


Bueno, he hecho dos etapas mas, la primera de 108 km. y la de hoy de 98 km. He llegado a Norseman, que es donde empieza lo complicado del viaje, serán 1.200 km, con apenas media docena de gasolineras, aunque es cierto que en ellas, uno puede comer caliente, comprar bebidas, comida e incluso asearse un poco, cuando te encuentras una de ellas, es la salvación, cuesta marcharse.


 El viernes salía prontísimo de Esperance, me alojé en un hostel, en habitación compartida, con dos viejillos,(mas jóvenes que yo), y me dieron la noche, nunca hubiese imaginado tal variedad de sonidos, pero imaginaos los peores y acertareis. A eso de las cinco, nada mas amanecer, empezaba a pedalear.
Como no había desayunado, paré en un bar de currelas, y me puse hasta las trancas, todos me miraban, alguno se reía de mis pintas, yo me tronchaba, ellos a currar, yo de viaje.


Ya me imagino lo que pensará esta gente, al ver a uno como yo, montado en bicicleta por Australia sin saber ingles y cargado hasta las cartolas. Estos de España saben poco, toros y olé, lo mismo que nosotros de ellos, kanguros y boomerang. Pero supongo que se pensaran que estoy loco. Esta es la zona pobre del continente, imaginaros lo que pensaría uno de Las Urdes, de un australiano viajando en bici sin saber español.



He recorrido mas de 1.000 km. y es hora de hacer un balance provisional del viaje, y éste es positivo, lo mejor son los tarros de nutella, que me como a cucharadas y las cervecitas sin alcohol al final de las etapas.
Lo peor los Road Train que cuando pasan a tu lado, a mas de 100 km/h acojonan bastante, y un secretillo que solo he contado por whassap a Mighel. Hay unos pajarracos que me han dado miedo, se tiran en picado a por mi, llevo así varios días, están en los arboles a las orillas de la carretera, y en cuanto me ven, a por mi. Pero ya esta solucionado, el problema era una lamparita roja que llevaba en el casco(apagada) para que se me vea de noche por detrás, pues al parecer les produce reflejos con el sol, y se tiran a por ella, la he quitado y asunto arreglado. Lo de los Road Train, de momento también, hoy ya no he visto mas que dos.


El clima, esta siendo estupendo, fresquito a la mañana y luego calorcito, para viajar en bici, inmejorable.
La carretera con toboganes, aunque mas plana que en jornadas precedentes, por lo tanto no me quejo.

Hoy ha sido un día bonito, me he cruzado con Adam, un viajero polaco que esta dando la vuelta al mundo. salió de Polonia hace siete meses, paso por España, de allí a Suramerica, y ahora Australia. Majo tío, lo de siempre, el me ha contado lo que me espera en la ruta, yo a el lo mismo, fotos, risas, cambio de correos electrónicos y direcciones de face, y cada uno para un lado. "Good lag" Adam.


Alguien me ha preguntado por que viajo solo, simplemente por que creo que es la forma mas "integra" de hacerlo, pero os contaré una cosa, viajo solo pero me siento acompañado, igual que yo, en las estaciones de esquí de los Pirineos, soy las piernas de uno, y los ojos de otro, aquí ellos son mis ángeles de la guarda y velan por mi, me dan ánimos, me siguen en todo momento, me facilitan alojamiento, tiendas de bici, etc etc, etc. Son Miguel y Rikar, sin ellos el viaje no sería la mitad de agradable.Gracias a los dos.


Y aquí estoy con gente que hace esta ruta en moto, e igual que en USA, compartimos ratos, tragos y risas.

Bueno majos, hora de despedirse, y me temo que para días, esta es la parte mas comprometida del viaje, espero que todo vaya bien, hasta aquí he llegado en las mejores condiciones, tanto físicas como sicológicas, me encuentro fuerte después de estas dos semanas en la carretera, Flavia esta fenomenal, así que sería lógico que la cosa marche por buenos derroteros.


Aunque soy consciente que en cualquier momento se puede torcer, no se puede controlar todo, aquí hay situaciones imprevisibles, averías, perfil de la carretera, vientos, accidentes, etc etc etc, que se escapan a mi control, yo que he sido una persona que ha intentado controlar todo y a tod@s, reconozco mi error, esto además de imposible, no tiene valor, lo que tiene merito y produce muchísima satisfacción, es el ir superando los problemas e inconvenientes día a día. Eso es lo verdaderamente importante, y si con alguno de ellos no puedes, pues a otra cosa, que no se acaba el mundo, al menos esta noche.


Hasta otra, rezad por mi, y por que los vientos me sean favorables, creo que esa va a estar la clave de los próximos diez días.

Muuuuaks.