miércoles, 1 de octubre de 2014

Hecho una piltrafilla.

Hello.

Cada vez que me equivoco, se me cae un ojo(dicho popular), pues yo todavía tengo los dos, aunque vea menos que un topo de escayola. Efectivamente los huéspedes del hostel, no eran "normales". A eso de las cuatro y media de la mañana, ha tocado diana, se ha levantado todo cristo, y sin ni siquiera lavarse la cara, han desaparecido, mas tarde he preguntado al encargado del hostel, y ha confirmado mis sospechas, son currantes ilegales. Bien Kongrio, todavía tienes el instinto intacto.


Como estaba cansadillo, he dormido hasta las ocho y media, después me he ido al restaurante de anoche a desayunar, tarta y capuccino XXL, me sienta de cine. He salido de Bunbury, y he dudado para donde tirar, si para Busselton, que seria desviarme de la ruta unos 40km. o coger carretera en dirección a Albany, que es por donde he planeado ir, he optado por lo segundo, otras veces he cambiado la ruta sobre la marcha, y al final hago mas kilómetros de lo debido, supongo que sera bonito Busselton, pero por donde he pasado también lo es, y esta claro que todo no se puede ver.
El día amanecía nublado, pero hoy no me ha llovido, y al final ha quedado una tarde estupenda, de esas tardes soleadas de primavera, con veintidós graditos, que para andar en bici son ideales.


Si hace unos días, os decía que la intención era ir mas lento que otras veces, va a ser cierto, pero no por que sea una elección mía, sino por que no queda mas bemoles, las patas no van, el ultimo año, mucho esquí de fondo y de travesía, mucho correr por la montaña, pero poquita bici, y claro, eso se nota, así que despacito y buena letra, los días pasaran y me iré encontrando mejor. No hay prisa, nadie me espera.


Mucha señal de canguros, pero yo solo he visto vacas, caballos y ovejas, lo mismo que en Cerredo, espero ver a alguno cruzando la carretera, por si acaso siempre voy con la cámara preparada.

Entre que he arrancado tardísimo, a las nueve y media, y que no estoy en mi mejor forma física, he hecho 40km. y gracias. He llegado a Donnybrook, y parada y fonda, he ido a la oficina de turismo he preguntado por alojamiento, internet publico y por un supermercado, me han facilitado todos los datos y se han fotografiado conmigo, aquí la gente que curra en estas oficinas, son jubilad@s voluntarios, y me tratan fenomenal, se nota que "semos colegas"..


Mas majas esta jubiletas, yo creo que a una le "he molado", pero no tengo tiempo para esas cosas.;-)
Lo de subir las crónicas al blog, se esta convirtiendo en una odisea, son rarísimos, los bares o restaurantes con wifi publico, hay que ir a locales específicos, y no es fácil encontrarlos.


Estamos en tierra de manzanas, se venden por todos los sitios, la Pink Lady, y la Royal Gala, las que me trapiño yo en Castro.

La gente me suele preguntar "We are you going?", (o "moco" se diga), les contesto que a la costa este, se quedan perplejos, y alguno me ha contestado que "five days in car", como si a mi me importase, yo voy en bici, Flavia es incombustible, a mi me llaman el "inmortal", Y TENGO TODO EL TIEMPO DEL MUNDO.(Pringaos). ;-)

He ido al super y he comprado comida cocinada, esto se esta convirtiendo en una costumbre, aquí los restaurantes son caritos y si además no tienen wifi publico, pues ¡¡que les den!!.


Bueno majetes, hoy voy a aprovechar para recuperar un poco, me esta costando hacer kilómetros, así que buena siesta y dormir diez horas son el mejor remedio.

Cuidaros y daos por besados.

martes, 30 de septiembre de 2014

De pueblo en pueblo.

Iepa.

Lunes 29 de Septiembre.

Otro día mas a la carretera, que es a lo que he venido, y ademas, es lo que me gusta. Andando entre pueblos es cuando la gozo, y es que uno ha nacido y vivido siempre en uno de ellos, y en las grandes capitales, me encuentro deshubicado. Por otra parte, la gente de pueblo suele ser mas amistosa con el viajero con alforjas, para ellos no dejas de ser una especie de "atracción de feria" que llega a su localidad, normalmente te acosan a preguntas y desean saber de ti y de tu viaje. En las grandes ciudades, el viajero mochilero o en bici, generalmente es visto como un estorbo, por todo el mundo.
Pero para llegar a la próxima urbe, tardaré bastante, así que me centrare en disfrutar mientras tanto.


El dia mas de lo mismo, buena temperatura pero chaparron tras chaparron, hago mas paradas en el arcén para poner y quitar el impermeable, que "el caballo del malo".

También he madrugado bastante, a eso de las seis y media ya estaba pedaleando, aquí amanece a eso de las seis, y he recorrido 108km. hasta llegar a Bunbury como tenia pensado. He llegado cansado, creo que no estoy en la misma forma física que otras veces.


La ciudad de destino de hoy, parecida a la de ayer, de veraneo pero fuera del periodo estival. Me he alojado en un Hostel de la misma cadena que el del finde, pero este no tiene nada que ver con aquel.
Es pequeño y hay gente rarísima, no parecen ni turistas, ni viajeros, ni mochileros, no se, aquí me da la sensación que hay gente ilegal en Australia, parecen currelas, muchos de ellos de color, diría que de otras islas de Oceanía, Otros se han pasado toda la santa tarde, jugando al "apalabrados", en el saloncito del hostel, pues si eso es viajar, que no cuenten conmigo.


Me he ido a cenar a un restaurante, de los poquitos que había abiertos, y me he puesto hasta las trancas, las camareras me miraban asustadas, y luego para rematar, medio litro de café con leche, con un trozo de tarta que no se lo salta un gitano.


Hay una cosa que me llama la atención de la sociedad australiana, ellos que presumen de educación y de gente honrada y cabal, resulta que no te sirven ningún plato en los restaurantes, si antes no pagas.
¡Joder!, me rió yo de la honradez de esta gente, así no hay quien se escape sin pagar ¡¡no te jode!!. Si al ladrón no le das ocasión, pues no delinque. Esto es hacer trampa.

 También deciros que debería de andar con mas cuidado cuando paseo por las localidades por donde paso, por que siempre miro al lado contrario de donde vienen los coches, como no espabile, alguno me pasa por encima, ya he estado un par de veces cerquita de ello, no solo hay que estar atento en la bici, también a los peatones, le afecta el que los coches circulen por el carril izquierdo.


No se que cosas habrán aportado los "aussis" al mundo, pero si se, lo que nosotros le hemos aportado a ellos, lo que se llama tecnología punta y alimentos de últimísima generación, ellos todavía no son conscientes, pero yo estoy seguro, que les hemos salvado la vida. Algún día nos lo agradecerán. Os pongo documento gráfico, para que veaís de que se trata. Ampliad las fotos, si no leéis bien los letreritos. ;-)



Bueno gente, hoy estoy "deslomao", así que a la camita pronto, no se, pero me da la espina que hoy con esta gente, no voy a dormir agusto. "Lagarto lagarto".

Hasta mañana.


A dar pedales.

Domingo 28 de Septiembre.

Buenas noches, aunque para muchos de vosotros sea mediodía.
Ha llegado la hora de comenzar a recorrer las carreteras australianas, pero como sé de otras ocasiones, el primer día, hay que tomárselo con calma, si a eso le añades que es en un nuevo país, que además las normas de trafico son completamente diferentes, y que hay que salir de una ciudad de casi dos millones de habitantes, la cosa se vuelve harto complicada.


He madrugado muchisimo, a las cuatro de la mañana arriba, tenia que revisar todo, y también salir de la ciudad con las primeras luces del día. Una de las cosas que he aprendido en otros viajes, es que a las grandes ciudades, hay que "pillarlas a traición", me explico, para entrar y salir de ellas, con una bici con alforjas y remolque, hay que hacerlo cuando la ciudad duerme, y si es en fin de semana pues mejor.
Tampoco es que pudiese estar mucho mas tiempo en la cama, he pernoctado en un Hostel que Miguel, me había reservado, y lo cierto es que estaba limpio y era moderno, pero...., en la habitación había seis literas, y en una de ellas había una parejita, que se han pasado el finde encamados, yo creo que uno de los dos, estaba de "extranjis", han colgado unas toallas de la litera superior, y así gozaban de intimidad, bueno, pues esta noche, se la ha "vacunado" un mínimo de cuatro veces, las que les he oído yo, que soy medio sordo, habrá habido alguna mas mientras he estado dormido.


Me ha costado un par de horitas salir de la ciudad, a pesar de que no me he equivocado ni una sola vez, Google Maps en el Iphone, va fenomenal para estas cosas.

Lo de circular por la izquierda, no lo llevo mal, pero cuando llego a las rotondas y a los cruces, tiemblo, no se ni para donde tirar, espero acostumbrarme poco a poco, y no "liarla parda" antes de tiempo.
El día primaveral, es como si en el hemisferio norte, fuese finales de Marzo, así que me han caído cuatro chaparrones, no hago mas que poner y quitar el chubasquero, con él puesto sudo, ya que la temperatura no es mala, pero, cuando llueve lo hace con ganas y no tengo mas remedio que taparme, en la carretera no hay demasiados sitios para cobijarse.


Solo he hecho ochenta kilómetros, pero satisfecho por ser el primer día, he pillado un motelito en Mandurah, ducha, y a pasear por la ciudad. Es sito costero y de veraneo, pero esta la mitad cerrado, imaginaros a Calella en el mes de Marzo, pues parecido.
Como aquí esta todo bastante caro y el motelillo, me ha costado una pasta, he ido al super, y he pillado la cena y el desayuno para mañana. Lo bueno de los moteles, es que dispones de frigo, y microondas.


Canguros no he visto, pero hay unos pajarracos de color rosa, que son enormes, no se si se comerán, pero que anden atentos, no me vaya a encontrar las alforjas vacías, y les tenga que meter la navaja, por donde menos se lo esperan.
Bueno majetes es hora de dormir, mañana quisiera madrugar y hacer algún kilómetro mas, me gustaría llegar a Bunbury, donde viven unos conocidos de Nandi, y si puedo verlos, pues mejor que mejor.


Que tengáis buen día, que el Kongrio se va al sobre.
Bye Bye.

domingo, 28 de septiembre de 2014

Entre aeropuertos.

Hola a tod@s.
Hasta el moño, es el modo mas "fishno" de decirlo, pero  es así como he acabado después del día de hoy.
La noche anterior, apenas pude dormir una hora, y es que a pesar de no ser el primero de los viajes, uno no termina de acostumbrarse a esto de iniciar uno de estas características.

Me levantaba a las 04.30 de la mañana y a las 5.15 hacia el aeropuerto con Angel. Al llegar, la primera sorpresa salta cuando intento facturar la bici, me dice la azafata de tierra, que probablemente no haya sitio en las bodegas, que debería haber reservado sitio para "Flavia" con antelación. Hasta ahora nunca había sido así, pero......, no queda otra que cruzar los dedos, pero tengo claro que sin la bici no vuelo.
Diez minutos después, me comunica que si hay sitio, previo pago de 105 eurakos, Flavia embarca.
Resumiendo han sido 19,30 horas de vuelos y otras 6 horas de espera en los aeropuertos de Munich y Singapore.

Para paliar la pesadez del viaje, he recurrido a tres "colegas", la almohada, el ebook(Ken Follet) y el ipod(Willie Nelson).
Con el consiguiente(que diría Felipe), cambio horario, a las tres de la tarde del viernes, aterrizo en Perth.
Como ya me había organizado Miguel desde Plentzia, solicito un maxitaxi para ir al hostel.
Cargamos la bici, las alforjas y el remolque, y cuando voy a subir al taxi, sorpresa, el asiento del copiloto, ¡¡tenia volante!!, me quedo todo cortado, mientras el taxista me mira con cara de pocos amigos, debía de haber pensado que le iba a robar el coche, media vuelta y me monto por el otro lado, lección aprendida, en Australia los taxis se cogen por la acera.

Llegar al hostel y lo primero es lo primero, Flavia, la desembalo y a montarla, todo correcto, solo me han perdido un pulpo del remolque, asi que tampoco me voy a quejar. Una hora después estaba todo preparado para iniciar el viaje, pero como uno ya tiene experiencia, es mejor dejar pasar un par de días, para descansar, ajustar el Jet-lag, realizar alguna compra de última hora y visitar la ciudad, existen muchas posibilidades de que "estos", no me vuelvan a ver el pelo por aquí, ni yo a ellos tampoco.

La ciudad, a pesar de tener casi dos millones de habitantes, es coqueta y acogedora, como el hostel esta en el centro, me dedico a recorrer las calles mas comerciales.
El tipo de gente son mayoritariamente, de origen asiatico, a no ser que sean de Cuenca y estén estreñidos, también hay aunque poquitos, aborígenes, yo les asimilaría a los gitanos de allí, van desastrados, borrachos, tirados por las esquinas, a grito "pelao", etc etc etc, me recuerdan un poco también a los indios del desierto del Mohave. Esta claro que "los civilizados", les hemos marginado.

Aquí, como en casi todas las ciudades estadounidenses, cada uno va a su bola, pasa señora con su abrigo de visón, y detrás va una chica con camiseta de tirantes, shorts y chanclas.
Estoy seguro, que si me diese una vuelta por estas calles, vestido de lagarterana, no me miraría nadie.
Compro una banderita "aussi" para el remolque y un Kit de reparación para la tienda de campaña, y visito la tienda de Apple, no para comprar nada, sino para "chorizar", una piececita que he extraviado de la pulserita esa de marras, que te dice como has dormido, comido, etc etc etc, como no la venden por separado pues......

En USA, casi siempre encontraba algún dependiente que hablase castellano, aquí no saben que es eso, solo he encontrado a uno, un  chaval de unos veinte años, cruce de gaditano y aborigen, me ha agradado charlar con el, ya estoy harto de poner cara de bobo, cada ve¡z que se dirigen a mi en el idioma de la pérfida Albión. Me ha comentado que aqui se aburre como una ostra, y que si hubiese curro en Cadiz, no se lo pensaba dos veces. !!Que le mola el "cachondeo" oye!!.
Bueno majetes, esto es todo por hoy. Nos vemos en la siguiente etapa, cuidaros que os veo.



lunes, 22 de septiembre de 2014

Camino de Australia.

Hola.

Ha llegado el otoño, y es hora de retomar el proyecto de recorrer todos los continentes del globo en bicicleta. Ha sido una temporada, en la que ademas de practicar y competir en esqui de travesia y nórdico, he corrido muchisimo por montaña, con el objetivo de preparar la Goretex Transalpine Run, y creo que he acabado un poco saturado de tanto entrenamiento. Es hora de seguir haciendo deporte, pero de una forma, mucho mas relajada.
Esta vez, al ser un viaje por Australia(hemisferio sur), lo realizaré en el otoño de Castro, para que en las antipodas sea primavera, epoca en la que mas me gusta viajar en bici.


Como en los anteriones continentes, viajaré de oeste a este, el motivo el mismo, ver salir el sol con las primeras pedaladas del día.
La idea es salir de Perth el próximo domingo, y viajar por el sur de Australia, a la vez que conocer las ciudades mas grandes del sur de este continente, como son Perth, Adelaida, Melbourne, Camberra y Sidney.


No se, si sera la experiencia de los viajes por Europa y America, pero esta vez, me he prometido ir algo mas despacio que en aquellos. En todos  he acabado antes de lo planeado, y no es eso lo que me interesa, despues al volver a casa, siempre me arrepiento de haber ido tan deprisa.
Sigo con Flavia, mi fiel compañera de viajes anteriores, espero que esta vez, se siga portando como siempre, y consigamos estar juntos los próximos tres meses, disfrutando de los paisajes de ese inmenso continete. 


En cuanto a la forma de viajar, sigo en mi linea, kilos a cascoporro, unos 80, pero los que me conoceis, ya sabeis que me gusta llevar de casi todo, además sigo llevando lo necesario para acampar y cocinar, enseres que suman muchos kilos, pero que te dan una autonomia para poder planificar tu recorrido de una forma un pelin mas "libre".

Ya solo faltan dos días para coger el vuelo que me trasladará de Bilbao a Munich, aeropuerto en el que ya he estado dos veces en menos de un mes(espero no perderme), de alli a Singapur y mas tarde a Perth.


Y tras de un par de jornadas para montar la bici y conocer la ciudad de Perth, y siempre que no ocurran imprevistos, comenzaré a recorrer ese continente, el domingo día 28 de Septiembre, y mas o menos durante tres meses, pues las navidades esperan, y mis chicos de Fekoor y Geinke, ya estan deseando volver a esquiar(y yo con ellos).

Como en viajes anteriores, escribiré este blog después de cada jornada, aunque como siempre, dependera de las conexiones wifi, para que pueda ser actualizado a diario.
Espero que ademas de mostraros "mi visión" del continente austral, tambien consiga arrancaros alguna sonrisa, relatandoos los chascarrillos a los que soy propenso a "sufrir".


Aunque es habitual incluir fotos realizadas por mi,  en cada entrada al blog, las de hoy son bajadas de la web, tanto a mi, como a las alforjas y a el remolque, nos teneis demasiado vistos.

Buenas noches a tod@s, y hasta la próxima entrada, que espero hacerla desde el continente australiano el viernes que viene.  

jueves, 15 de julio de 2010

Viaje de vuelta.

Aupa, desde Castro.

Pues por fin, y después de un viaje larguisimo, he llegado a casa.

El vuelo de Estambul a Bilbao, con escala en Barcelona, resultó, después de lo sufrido en el autobús, una gloria, una de las azafatas, al ver mi "estado", me preguntó lo sucedido, y como esto, de ser "aventurero", abre muchas puertas, pues me trató de lujo, les contó al resto de la tripulación mis peripecias, y  todo el personal de a bordo, se desvivió por mi.  Me cambiaron a las plazas delanteras, donde la separación entre asientos, es mayor que en las plazas normales, me dieron dos bokatas, café, caramelos, ¡y que se yo!, y por que no se me ocurrió, pedirles media docena, de perritos pilotos, para mis sobrinos y enanitos del barrio, por que me los hubieran dado también. Gracias, a todo el personal de vuelo de Spanair, sois unos soletes, y que como habéis prometido leer el blog, un besazo enorme para tod@s, y tu Marisa tranquila,  no olvidaré, que si nos volvemos a cruzar, te debo un baile. (que no te pase nada)

Mi nuevo material deportivo.

Llegar a Loiu, y lo primero, fue ver a Elena, los que nos conocéis, sabéis que somos, muchisimo mas que hermanos, y  me sentí seguro, ahora, ya se podía caer el mundo, Elentxu, ya estaba allí, recogimos el equipaje, paso por aduana y al aparcamiento, y de allí................. a Cruces.

Elena, ya tenia  preparado todo, había contactado con Itxaso, que estaba de guardia en urgencias, fue llegar y atenderme, el paso por la sala de espera, que estaba abarrotada, fue de menos de dos minutos, pasé un poco de vergüenza, al colarme de todo cristo, pero........supongo que otras veces, me lo han hecho a mi, y además, estaba cansadisimo, espero no haber perjudicado en exceso a nadie.(lo siento).

Bolsas, con material de reparación de "carrozas".

Para los que no conocéis a Itxaso, deciros, que es "hiperactiva", joder la que lió en urgencias, todo el mundo pendiente de mi, lo primero que hizo, fue dejarme en pelotas en un santiamén, yo todo pudoroso, entre media docena de mujeres, menos mal, que me trajo unos batines del "hospi", se me ocurrió protestar, no me dio un par de plastazos, por que estaba lleno de gente, sino, me los da.

Me cambiaron las curas, alguna ya estaba infectada, y al verme cojear, dijo que placas, daaaaale, tengo que tener mas radioactividad en el cuerpo, que Garoña, como se me ocurra hurgarme en la nariz, con el dedo indice, se me encienden las orejas, el caso, es que hubo sorpresa, y las quejas mías al andar, no eran infundadas, tenía una fisura en la cadera, me plantó en una silla de ruedas y me prohibió moverme.
Me preparó unas bolsas con antibióticos, vendas, etc etc, para estos primeros días, ah y jeringuillas, y es que tengo que pincharme todos los días, en el abdomen, un anticoagulante.


Dos horas después, salíamos del centro medico, y para casa, y como es justo, agradecer a todo el personal de urgencias, los cuidados recibidos, y a ti Itxaso, ya hablaremos, pero ya sabes, que si necesitas estar tranki, me llevo a tu marido Jorge de entrenamiento, doce horitas seguidas, y si hace falta, lo secuestro. jajajaja.
Y a las tantas de la madrugada, en Castro, jo, me costó cuarenta años, llegar a esta localidad, pero quisiera, como mínimo, disfrutar de ella otros cuarenta, no será mi población de nacimiento, pero es, a la que durante mi viaje, he echado de menos, y eso, algo querrá decir.
Bueno, y aquí me tenéis, sigo bastante vendado, un tobillo, dos nalgas, espalda y los dos codos, y ahora para mas "inri", con muletas, que debo llevar, durante tres semanas, si me pillase Itxaso, sin ellas, me sienta en una silla de ruedas, de un soplamocos, para el resto de la eternidad.(cualquiera, le lleva la contraria a esta).

Mas antibióticos y anticoagulantes.

Y me voy a la cama, a MI cama, no tengo colchón de látex, ni somier ergonómico, ni "na de na", pero creo que no me va a hacer falta, es MI cama, y eso es suficiente, para este cuerpo destrozado.

Buenas noches, y que tengáis, tan buenos amig@s como yo, en esta "jodida vida", poco mas hace falta.

Gabon.

domingo, 11 de julio de 2010

Quinto día en el hospital, y ÚLTIMO.

Que pasa maj@s?

Otra noche de poco descanso, calor, nervios y dolores, se han aliado, para no dejarme dormir.
La jodida sonda que tengo en el brazo derecho, se me ha enredado y el goteo no ha caído durante algunas horas, tendré que salir mas tarde de aquí.



Me han vuelto a inyectar antibiótico y analgésico.

A eso de las doce se ha terminado el suero, y como una "instalación", a llamar a  la enfermera, para que me quitase la sonda, y marcharme de este hospital.

A la una, me había despedido de médicos, enfermeras, seguratas, y personal de limpieza, la verdad es que tod@s, se han portado muy bien. Muchas gracias por vuestra ayuda, y por la compañía.

Las vistas, desde mi cama, tampoco eran malas.

Rápidamente a un cyber, me ha acompañado un policía local, que estaba asignado al hospital, he realizado la reserva del billete, para el vuelo a Bilbao, vía Barcelona, y al verme con tantas vendas, no me han querido cobrar, alguna ventaja tenia que tener, estar hecho, "unos zorros".

Corriendo, a la estación de autobuses, la ciudad, es pequeña, por lo tanto, todo esta a tiro de piedra, sacar el billete, montar todos los trastos en el autobús, y a esperar que las heridas no se resientan mucho en las veinte horas de viaje, que tengo por delante.

El recorrido horroroso, la carretera, hasta Ankara, malisima, algunos trechos ya los conocía, por haberlos hecho en bici. Mirando por la ventanilla, he tenido sentimientos raros, no se como explicarlo, aunque lo me mas me fastidiaba, es que, lo que yo hacia en todo un día, el autocar, en menos de dos horas.

El autocar, promocionando la estación de esqui de la zona.

El comportamiento de los viajeros, para verlo, se levantan en cualquier momento, hablan con el chofer, comen, beben, ¡¡dios!!, nada que ver con un autobus de línea, en España.

El único asiento libre del autobus, estaba a mi derecha, en el otro lado del pasillo, bueno, pues ha pasado por ahí, medio autobus, para preguntarme, que me habia pasado, me han dado ganas de coger el micro y darles un mitin. Y es curioso, como muchos de ellos, al saber que soy extranjero, no emiten ningún sonido al hablarme, solamente vocalizan, como si estuviesen hablando con un sordomudo.
Dormir, he dormido poco, pero comer, como un bestia, en las tres paradas que ha hecho el bus, he comido dos platos y postre, al final, llegaré a casa gordito.

He llegado a Estambul a media mañana, hotel y a descansar, no quiero que se me muevan los vendajes, tienen que aguantar hasta el lunes a la noche, que iré a urgencias de Castro, para ver si me los cambian.

Y hoy poca foto, el día no da para mas.

Venga, que pasado mañana, nos vemos.

Bye, bye.

Hasta el moño del hospital.

Ieup.


Esta noche si, he dormido como Dios, y eso, que un par de mosquitos, me han querido fastidiar el sueño, pero el cansancio acumulado, ha podido con ellos, aunque han hecho su trabajo, y me he despertado acribillado de picaduras.

A media mañana, sorpresa, se ha presentado toda un troupe de gente, con un niño, de unos ocho años, éste, parecía no tener nada, se quejaba un poco, pero también reía, gritaba, y sus familiares, cuatro mujeres, todas con túnicas y pañuelo en la cabeza,y cuatro hombres, riendo, sacando fotos,comiendo, bebiendo, no me lo podía creer, al rato, como unos veinte minutos, aparece otro niño, de unos tres años, en brazos de su madre y lo acuestan, en la cama de al lado del anterior, joder, eran hermanos, he pensado en algún accidente de trafico, o jugando, pero seguían, con los vídeos y las fotos, de repente me fijo que encima de una de las mesas de las camillas, había dos turbantes dorados y dos pares de zapatillas también doradas y con pompones blancos en la punta.


A darle vueltas al coco, esto no es normal, ummmm, ya esta, la fimosis, o circuncisión, o como se llame, el caso es que para los turcos, es una fiesta, y me han dado dos horitas de preocupar, menos mal, que ya me voy recuperando, esto me pasa ayer, y les monto una, que se acuerdan de mi, para el resto de sus vidas.

Al final, cuando se iban, les he sacado una foto con el móvil, me han dado unos besos y se han ido, con sus turbantes, túnicas y zapatillas doradas, pero con un escozor, en semejante parte, de la ostia.

Su madre durante un rato, se ha quitado el pañuelo de la cabeza, justo, cuando se han quedado solas las mujeres en la habitación, me ha extrañado, no es habitual, parecía mucho mas joven sin el, supongo que al ser extranjero, no cuento.

Aquï, el estadillo, de presiones y tenperaturas del Kongrio.
El resto del día, haciendo preguntas sobre autobuses, aeropuertos y aviones, y también entre pinchazo va, y pinchazo viene, dos bolsas de suero, tres jiringazos de antibiótico, y dos de analgésico, ya les vale, y hace dos días, me mandaban para casa, si me llego a ir a un hotel, la lió.

El plan de viaje es, mañana a primera hora, que me realicen la última cura aquí, a conciencia, para que aguante cuarenta y ocho horas, a la tarde, coger una autobús a Estambul, veinte horas, pasar noche del domingo, lo mas cerca del aeropuerto, y el lunes a la tarde volar a Bilbao, vía Barcelona. A ver si todo sale, como lo tengo planificado, las heridas, no se infectan, y el lunes a la noche, duermo en casa.


Y como en el triatlon, nos ponen la pulserita de marras.

Venga guapetones, que ahora, que ya esta todo, mas o menos encarrilado, tengo unas ganas locas de veros, y por cierto, durante una temporada me tendréis que aguantar las batallitas(alguna mentirijilla caerá), pero........ es lo que tiene, tener amigos como yo.


Daros por besados.

Nos suben a planta.

Aupa.

Esta noche, ha sido algo mas tranquila, o es que ya me voy acostumbrando, así y todo, ha habido folklore, pero tampoco me voy a quejar, esto es urgencias, y estamos en la Turquía profunda, cerquita de Irán, y aquí la religión lo invade todo, y más, dentro del hospital, rezos, lamentos, lloros, esto es un caos.

Me han traído el desayuno, otra vez pepino, tomate y huevo duro, y enseguida, a planta, menuda gozada, una habitación, con seis camas, enterita para mi.

Los seguratas, me miman, con estas rosquillas.

Y con baño, como tengo puesto suero y antibiótico, voy al baño, agarrado a la percha de las que cuelgan, las bolsas del suero, y poco a poco, llego y me puedo asear, con mucha paciencia claro, pero tampoco tengo otra cosa que hacer.

Y ahora. toca tomar la decisión mas importante, seguir, o no seguir con el viaje.

Por un lado, me fastidia dejarlo aquí, creo que ya me estaba acostumbrando a viajar por estos países, el mes que llevo en Turquía, ha sido toda un curso acelerado, de como viajar por oriente, en bici y en solitario.


Pero tengo que ser realista, antes de veinticinco días, nada de montar en bicicleta, así y todo, las heridas estarían, sin curar del todo, tendría que arreglar a FLAVIA, cosa bastante complicada por estos lares, he preguntado y para cualquier repuesto, todos te remiten a Ankara, y eso está, a 700 km. de aquí, también me pregunto, que pasaría si vuelvo a tener otra caída, han sido dos, una sin importancia, la otra, acaba en el hospital, creo que seguir, sería, tentar mucho a la suerte, y además, lo fundamental del viaje, era divertirse, y estar, casi un mes en esta cuidad perdida en el mundo, no me seduce nada.


Mi cama rica, abandono la camilla, que estaba durísima.
.
He reconocer, que he cometido dos errores de bulto, en la programación de este viaje, uno, venir solo (soy muy poco visible en la carretera), y otro, hacer etapas de tanto kilometraje, esto implica, sacar medias bastante altas, y para eso hay que darle caña, o meter muchas horas , y este tráfico y estas carreteras, no están para eso.

Con la gente que he hablado, y que ha hecho un viaje parecido, les ha llevado, alrededor de un año llegar a Katmandu, y yo, en dos meses y medio, ya había realizado, la mitad del recorrido.


Un primer plano, de mi nalga izquierda, la derecha, esta algo mejor.

De cualquier modo, tengo una cosa clara, este, ha sido mi primer viaje en bici, pero, no será el último, la experiencia me ha encantado, ya tengo en mente algo, y en la primavera que viene, seguramente, me embarcaré en alguna aventura.


La comida no esta mal, pero ya podían aumentar la cantidad.
Venga, majetes, mañana si dios quiere, habrá que organizar, todo lo referente, al viaje de regreso a casa, que tampoco es nada fácil, solamente hasta Estambul, tengo unas 20 horas de autobús, y tal como estoy de movilidad, y con todos los trastos que llevo, las voy a pasar canutas.

Enseguida os veo.

En el Hospital.

Hola desde el hospital.


Pues aquí estamos, tumbados en una camilla, sobre una tabla, mas dura que el mármol, con collarín, y con mas vendas, que la momia de Tutankhamon.
La noche movidita, ha pasado por urgencias, media ciudad, con sus familiares correspondientes, y es que aquí, no hay control de entrada, puede entrar todo aquel que lo desee.
A estos, por naturaleza, les va el hablar alto, y si encima, lo hace toda la familia a la vez, esto se convierte, en un girigay del copón.



Casi no he pegado ojo, a las ocho de la mañana, vuelta a radiografiarme entero, y a curas. Han sido muy dolorosas, sobre todo la de la nalga izquierda, si antes, algún@s decíais, que tenia poco culo, ahora menos, la mitad de lo que había, se ha debido quedar en la carretera.
Y lo primero que veo al despertar, es a esta, la primera impresión, es que era "la parca", y he pensado que había llegado mi hora, pero luego me he dado cuenta, que le faltaba la guadaña, así que debía de ser una visita.


Me duele muchisimo la ingle izquierda, y no me permite andar, no me queda mas remedio que ir al baño en silla de ruedas, que por cierto, esta destrozada.
No tengo a nadie que me cuide, pero se han "hecho cargo" de mi, los suguratas del hospital, y los del servicio de limpieza, jovencillos y majisimos.
Estado en el que ha quedado el culotte.

A eso de las doce del mediodía, me confirman que no padezco de ninguna fractura, y que por lo tanto, su trabajo en urgencias ha terminado.

Me insinúan que tengo que abandonar el hospital, a lo cual, les contesto, que sin poder andar, sin familia, y sin poder hacerme solo las curas, ¿como iba a  arreglármelas en estas circunstancias?.
Les solicito un día mas de estancia en el centro, para dar tiempo a hablar con seguro médico y embajada, para que me den alguna solución, acceden a ello.

Hablo con la embajada española en Ankara, y gracias al Canciller, no solo logro, un día mas, sino que estaré aquí el tiempo necesario, hasta mi total restablecimiento. Desde aquí muchas gracias, el trato que se me ha dado, desde la embajada y sobretodo por el Canciller, ha sido modélico.



A la tarde, reunión con el equipo médico y el gerente del hospital, ahora todo a cambiado, se desviven por mi, me explican las curas que me van a hacer, que me van a dar suero y antibiótico intravenoso, que me suben a planta, vamos, ahora soy un paciente mas, hasta ahora era el "español" de urgencias.

Por medio de Elena, he contactado con mi seguro, y estos con el hospital, pero parecen no entenderse en ingles, por lo tanto, la oficina de Barcelona, dice pasar el caso, a su representante, en Turquia.

Bueno majos, se ha hecho tarde y sigo en urgencias, en esta coño camilla, por lo menos me han quitado la tabla y el collarín, que con el calor que hace, se agradece un montón.
Parece que lo de ir a planta, lo dejan para mañana.

Aquí se cena prontisimo, a eso de las cinco de la tarde y anochece a las ocho, así que me voy a lolos, a ver como se da la noche.

Bye bye.

Nos han cazado.

Hola Chic@s.
Otro día excelente, para andar en bici, y además, hoy me hace falta, la etapa va a ser larga y dura, quiero llegar hasta Erzincan, son 140km. con dos puertos, de mas de dos mil metros, pero no hay mas remedio, de este modo solo me quedarían unos 200 km. para Erzurum, que es donde me espera el ansiado visado para Irán, y me lo dan el viernes, que me viene de perlas, hago coincidir el día de descanso, con la recogida del visado y posible paso por algún taller, para FLAVIA, y el sábado, camino de la frontera, ¡¡que ganas!!

He cometido un error, y ha sido el quedar con el dueño de la pensión, a las ocho de la mañana para desayunar, aquí, es muy tarde, amanece a eso de las cuatro y media, y esas horas perdidas, a la tarde vienen de perlas, para encontrar, pensión, compras, etc etc.
El paisaje, como el de los últimos días, solo que a mas altura, estoy pasando por puertos de mas de dos mil metros y eso se nota.
Se ven muchas montañas con neveros y es que por aquí, hay varias estaciones de esquí, habrá que venir algún día, no se como estarán, pero seguro que son baratisimas.


El primer puerto estaba a 15 km del comienzo de etapa, se me ha hecho largo, pero lo he pasado bien, he parado a comer, en una gasolinera-estación de autobuses, y me puesto a tope, otro error, todavía me faltan setenta kilómetros con un puertaco, pero...... el hambre ha podido mas, como siempre.

Por un momento he dudado en quedarme en el hotelillo de la gasolinera, estaba bien, pero, dejaba 270 km. para los dos días siguientes, y al menor fallo, avería o contratiempo, no llegaba a Erzurum a recoger el visado, y después de tantos problemas para obtenerlo, no quiero darles opción a que me pongan mas pegas.
Me he encontrado con un cicloviajero, y encima, turco, de Erzurum, se dirige a Antalya, que para ellos, es como para nosotros, la zona de Alicante, iba en pantalones vaqueros y en un repechito de nada, con la bici en la mano, bufff, no llega para septiembre.
He comenzado a subir el segundo puerto y se me ha hecho interminable, muchisimo camión de transporte internacional, asfalto derretido, y calor, mucho calor.
Cuando he llegado arriba, casi no me lo creo, había un chabolo con bebidas refrescadas en una deposito de agua que bajaba de la montaña, estaban riquisimas, las tres fantas que me he trasegado.


Y para abajo, a saco, que son las seis de la tarde y me quedan treinta km, eso si, todos de descenso, y al hotel, en Erzincan, hay de todo.
Pero.....a mitad del puerto, se jodio todo, un camión me ha pitado por detrás, pero yo no tenia arcén donde meterme, solo una cuneta estrecha y llena de baches, a la velocidad que bajaba, el leñazo era seguro.



Me ha adelantado, tocandome en el espejo retrovisor, moviendome el manillar de la bici, esta, ha empezado a dar bandazos, casi la consigo enderezar, cuando ya casi la tenía, y el camión ya había pasado, una seta de galipo, en la cuneta, me ha hecho perder el control, y al suelo.

Lo siguiente que recuerdo, es un tío, dandome palmadas en la cara, mientras hablaba por el móvil, he debido perder el conocimiento, si es que lo tengo, he mirado la bici, y parecía bastante jodida, como yo.Vuelvo a abrir los ojos, y me encuentro,  dando tumbos dentro de la ambulancia, no recuerdo como me han subido a ella, me he debido volver a desmayar.
Me han traído al hospital, me han metido en un box de urgencias, y lo de siempre, placas, inyecciones, suero, etc etc etc.

Y a eso de las doce de la noche me he dormido.

Mañana os cuento mas.
Cuidaros, pero no como lo he hecho yo hoy.

Hasta mañana.